El corte por agua puede ser clasificado como un método mecánico. La energía del movimiento rápido de corte, es utilizado tanto en el corte con agua pura como en el corte con abrasivo, y después es aplicada a la pieza de trabajo produciendo micro erosión.

El agua pura es perfecta para el corte de materiales blandos, duros y sensibles, de manera muy precisa. Para cortar materiales muy duros como los azulejos de cerámica, acero, cristal o piedra se incorporó el abrasivo.

El corte por agua trabaja como un agente refrescante en el borde del corte, permitiendo así un corte de muy alta calidad.

El único componente sin el cual no se podría dar el corte por agua, es la bomba de alta presión.

Las mayores ventajas del corte por agua son : – Gran calidad de corte sin rebaba – Sin zonas afectadas por el calor. Sin deformación metalúrgica.